Filomena 2022: por qué no se puede predecir un fenómeno así

Es totalmente imposible saber si habrá una «Filomena 2022» este próximo invierno. Te contamos la ciencia que explica el porqué

Roberto Granda

Roberto Granda

VÍDEO: IMÁGENES DE LA NEVADA QUE DEJÓ FILOMENA EN 2021

Como casi todos los otoños, surge la pregunta estrella de cara al invierno: ¿nevará mucho este año? Tras la histórica nevada que dejó Filomena este 2021, mucha gente se pregunta ya si tendremos una Filomena 2022. Algunos supuestos métodos como las cabañuelas dicen poder predecir eventos así con meses de antelación. Sin embargo, estos métodos populares carecen de base científica alguna.

Desde el punto de vista científico, es imposible predecir ningún fenómeno meteorológico a tanto tiempo. ¿Quieres saber por qué? ¡Sigue leyendo!

Espesores de 70 cm dejados por Filomena. Autor: Roberto Granda

Las predicciones meteorológicas: los modelos numéricos

Para predecir el tiempo, los meteorólogos han desarrollado los conocidos como modelos numéricos de predicción, que tienen por objetivo resolver las complejas ecuaciones que determinan el estado atmosférico. Estas son las ecuaciones de Navier-Stokes, que determinan el movimiento atmosférico.

Sin embargo, hay una pega muy importante con estas ecuaciones. Este problema es que no existe una solución específica para las mismas. Esto hace que se tengan que usar aproximaciones para los modelos atmosféricos.

Estas aproximaciones implican que existirá un error que además será mayor cuanto más nos alejemos en el tiempo. Por esto, las previsiones son más fiables a pocos días y pierden fiabilidad a largo plazo. Cabe destacar que en las décadas recientes las aproximaciones son cada vez mejores, lo que hace cada vez más fiables las predicciones.

Es absolutamente imposible predecir situaciones concretas más allá de las dos semanas aproximadamente

Para paliar estos errores, en los años más recientes se ha apostado por la predicción probabilística. Esta se realiza usando un conjunto de previsiones. Para ello, se alteran parcialmente las condiciones iniciales que emplean los modelos.

Al alterar las condiciones iniciales se producen diferencias que pueden llegar a ser grandes a medio y largo plazo. Por ejemplo, los modelos americano y europeo tienen cada uno 30 y 50 escenarios alterados. El objetivo de la predicción probabilista es que la situación real entre dentro del rango de posibilidades contempladas.

Filomena 2022 sinoptico
Predicción sinóptica realizada en base a un modelo numérico de predicción. Fuente: Eltiempo.es

¿Y las previsiones estacionales?

Las previsiones mensuales o estacionales son previsiones climáticas. Mientras las meteorológicas predicen el estado concreto, las previsiones estacionales intentan predecir cómo de anómalo será el tiempo dominante. Dicho de otro modo, su objetivo es intentar predecir si por ejemplo un mes será más frío y seco de lo que es normal.

Estas predicciones estacionales son probabilísticas, ya que usan diversos modelos. Se realiza para intentar que la realidad entre dentro del rango previsto, ya que recordemos que las previsiones tienen errores a largo plazo. El resultado es una probabilidad que indica cómo puede comportarse un período de tiempo respecto a lo normal.

Es importante recordar que estas previsiones, pese a la mejora dada durante los últimos años, aún tienen mucho camino por recorrer. Esto implica que en no pocas ocasiones la realidad al final quede incluso fuera del rango probable previsto por el conjunto de modelos.

¿Tendremos otra Filomena este invierno 2022? Es imposible saberlo todavía

Como ves, es absolutamente imposible predecir situaciones concretas más allá de las dos semanas aproximadamente. La predicción atmosférica es muy compleja, y si bien cada año se mejora, aún queda camino por recorrer. Es por esto mismo que es imposible afirmar que habrá una Filomena 2022: la ciencia actual no lo permite.

Las previsiones estacionales podrán indicarnos por ejemplo que el invierno pueda ser más frío y húmedo de lo habitual, pero aún con esas, la realidad luego puede acabar siendo muy distinta. ¡No queda otra más que seguir las previsiones a diario!