¿Cómo podría cambiar la COP26 nuestras vidas?

La COP26 debería marcar un antes y un después de cómo luchamos contra el cambio climático. Así podrá afectar nuestro día a día.

Mario Picazo

Mario Picazo

La próxima cumbre sobre Cambio Climático que se celebra en Glasgow, Escocia, este próximo noviembre podría suponer un cambio de vida para muchos de nosotros

Este próximo mes de noviembre se celebra en Glasgow, Reino Unido, la COP26, la Conferencia de Naciones Unidas sobre cambio climático.  El objetivo de la cumbre es que cerca de 200 países sumen esfuerzos para acelerar la acción contra el cambio climático y así alcanzar los objetivos puestos sobre la mesa en el Acuerdo de París de 2015. 

Se espera que los acuerdos alcanzados en esta próxima cumbre sean más contundentes, más agresivos a la hora de limitar las emisiones de gases de efecto invernadero que potencian el calentamiento global. Esos acuerdos que tienen que realizar los diferentes países en materia medioambiental, implica que durante las próximas décadas todos tendremos que transformar de una manera u otra nuestra forma de vida actual

cop 26 cambio en la vida

¿Cuáles son los principales objetivos de la COP26?

Esta será la primera COP que se celebra desde que empezó la pandemia del coronavirus. El mundo se recupera de una gran recesión económica pero el cambio climático no se detiene y continúa afectando a millones. 

A pesar de la situación económica global, es fundamental que se siga avanzando en todos los frentes para que el mayor número de países lleguen a tener una economía neutra en carbono. Por eso, los expertos de Naciones Unidas insisten en que el éxito de la COP26 depende de tres puntos clave :

  • Que los países desarrollados cumplan con sus promesas económicas para luchar contra el cambio climático.
  • Que los gobiernos implicados cierren las negociaciones abiertas desde anteriores reuniones como la COP24 y COP25 para alcanzar lo antes posible los acuerdos firmados en Paris 2015.
  • Un aumento de la llamada ambición climática para reducir de manera drástica las emisiones de gases de efecto invernadero y a la vez amplificar la resiliencia al impacto del cambio climático. 


¿Cómo puede cambiar la COP26 nuestro modo de vida?

El tercer punto clave es sin duda fundamental y el que nos puede tocar vivir de cerca. Reducir la huella de carbono personal para ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global, es la forma más directa de luchar contra el cambio climático como individuos

Estos son algunos de los hábitos cotidianos más importantes que muchos ya estamos cambiando y que tocará seguir transformando cada vez con mayor ímpetu esta década. 

Nos desplazaremos de manera más sostenible

Para reducir nuestra huella de carbono a la hora de desplazarnos tendremos qué apostar por un sistema de transporte que no dependa del uso de combustibles fósiles

En un futuro caminar o usar la bicicleta serán formas cada vez más habituales de moverse por las ciudades o zonas rurales, y si no lo tendremos que hacer con algún sistema de transporte público que funcione con energía generada de forma renovable

Si tienes que desplazarte de manera individual, los respectivos gobiernos valorarán el uso de un vehículo eléctrico sobre uno de gasolina y el tren sobre el avión para tus viajes largos

vuelta al trabajo sin contaminar

Nos alimentaremos de forma cada vez más sostenible

El futuro modelo de alimentación para los miles de millones de habitantes de la tierra tendrá que cambiar de manera significativa. Consumiremos alimentos que entre otras cosas viajen menos y cuya producción implique un huella de carbono mucho menor. 

Limitar el consumo de ciertos productos de origen animal y sustituirlos por otros de origen vegetal, ayudará a reducir de manera sustancial las emisiones de gases de efecto invernadero. 

Seremos mucho más eficientes energéticamente hablando

El consumo energético de nuestros hogares tendrá que ser mucho más eficiente que el de hoy dentro de 10 años. Eso implica en la medida de lo posible que seamos mucho más eficientes y responsables con el consumo de energía. 

Apagar aparatos que no estén en uso, aislar mejor tu vivienda, no enfriar ni calentarla en exceso, utilizar electrodomésticos de bajo consumo y si puedes instalar algún sistema de energía renovable en tu hogar serán practicas habituales que muchos pondremos en marcha para adaptarnos al nuevo modelo energético.

energia-eolica-renovable-solar (2)

Re-usaremos mucho más todo

La costumbre de reciclar nuestros desechos o incluso de reparar o reusar otros elementos cotidianos va a tener que ser mucho más habitual que hoy en día. 

Evitar que esos materiales se tengan a volver a transportar desde algún lugar más o menos remoto, o que no se tengan que volver a producir, reducirá y mucho la emisión de gases como el dióxido de carbono.  

Eso también es aplicable para el agua, un bien cada día más preciado y que empieza a escasear en muchos rincones del planeta donde la población crece exponencialmente. 

ciencia-reciclado-bioplastico-biomateriales

Apoyaremos políticas cada vez más sostenibles

Para conseguir alcanzar los objetivos que se propusieron en la cumbre de París y los que se pretende impulsar en la COP26 de Glasgow, deberá haber un mayor apoyo hacia aquellos políticos y gobiernos que apuesten por encontrar soluciones reales al problema del cambio climático

Si conseguimos que nuestros políticos incluyan en sus programas electorales proyectos que permitan impulsar de manera contundente la lucha contra el cambio climático y el deterioro general del medio ambiente, conseguiremos mejorar y mucho nuestra calidad de vida. 

A la larga, también supondrá salvar millones de vidas y ahorrar miles de millones en pérdidas económicas que cada año se cobra el cada vez más extremo cambio climático en nuestro planeta.